Nada

No queda paz en tus tierras
ni tu bandera es ya blanca,
aquel sol del mediodía
es frío
                ¡pero quemaba!
y la luna ya no trae
mareas a nuestra playa
– y mira que hasta ayer
lo hermosa que brillaba.

En nuestro jardín no hay flores
por más que yo las regaba
ni vienen ya las abejas
porque andan asustadas
– nada puede ya crecer
abonado en mar salada.

Y aunque antes nuestra cama
era toda risa y fiesta
se recoge ya la orquestra
sin pompa pero sin drama;
qué solución más funesta
la única que nos resta
incluso cuando se ama;

que a veces no es suficiente
entregar lo que se siente
si el pesar al cielo clama.

Este poema fue publicado en el libro Leyendo Poesía in London © Todos los derechos reservados. El libro puede ser adquirido en el menú Tienda.

Lee el poema “Nada” de @dominguezireig

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s